El cuello del útero: Auto-reconocimiento

El cuello del útero: Auto-reconocimiento

¿Qué es?

El cuello del útero o cérvix es la parte inferior y más estrecha del útero. Se introduce unos 3 cm en la vagina, tomando una apariencia parecida al glande del pene.

Cuello del utero

¿Cómo puedo conocerlo?

  • Palpa tu cuello del útero introduciendo los dedos en la vagina.
  • Obsérvalo con la ayuda de un espejito y una linterna abriéndote la vagina con un espéculo (el instrumento que utiliza el/la ginecólogo/a).

Sólo el hecho de palpar y, sobretodo, de ver el cuello del útero por primera vez cambia radicalmente nuestra relación con el interior de nuestra vagina y útero. Esa parte de nuestro cuerpo habitualmente relegada a ser observada y tocada por otras personas pero que es un gran misterio para una misma, se convierte en un espacio conocido y seguro. ¡Algo muy profundo y crucial cambia en la relación con una misma!

¿Para qué sirve?

Es la puerta de entrada al útero. Se abre cuando el cuerpo quiere que entre o salga alguna cosa del útero (menstruación, semen o bebé) y el resto del tiempo se mantiene cerrado para protegerlo.

La puerta se abre y se cierra con dos mecanismos: el diámetro del agujero y el moco cervical. Para abrirla, los músculos del útero se contraen tirando hacia arriba, de modo que el agujero se dilata y el cuello del útero se retira un poco de la vagina (está alto dentro de la vagina). Por otro lado, el tapón mucoso que sella la entrada se licúa.

¿De qué me informa?

1. Nos ayuda a reconocer si estamos fértiles o no (junto a otros indicadores, sólo no es lo bastante fiable).
2. Nos informa de en qué momento del Ciclo estamos.
3. Finalmente, un buen conocimiento del cuello del útero nos facilitará el darnos cuenta de posibles infecciones de transmisión sexual y otros problemas de salud.

¿Qué tipos hay?

Las variaciones más significativas que apreciamos en el cuello del útero pueden resumirse en tres características:

  • El grado de apertura del orificio: se aprecia más abierto o más cerrado.
  • La rigidez: blando (como los labios) o duro (como la punta de la nariz) .
  • La posición, considerando dos variables: alto (retirado de la vagina) o bajo (más introducido en la vagina); recto (alineado con la vagina, se ve el agujero) o inclinado (mira hacia la pared de la vagina, no se ve el orificio).

Palpando el cuello del útero podemos identificar los periodos fértiles e infértiles:

Periodo fértil: el agujero estará abierto, alto, recto y blando.
Periodo infértil: el agujero estará cerrado, bajo, inclinado y duro.

¿Qué tipo de cuello del útero se corresponde a cada fase?

Agujero abierto, alto, recto y blando =  Fases de apertura (Arquera y Madre, es decir, preovulatoria y ovulatoria).
Agujero cerrado, bajo, inclinado y duro = Inicio de la Arquera, final de la Madre y Hechicera (premenstrual).

Autora: Anna Salvia. Psicóloga especialista en Salut Sexual y Reproductiva. Texto reproducido de www.viajealciclomenstrual.com
¿Quieres ampliar tu conocimiento sobre el ciclo menstrual? Haz clic aquí para ver la guía didáctica de Anna Salvia en Viaje al ciclo menstrual

Fotos: beautifulcervix.com

Share on Facebook0Pin on Pinterest7Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Tumblr0Email this to someone

Subscríbete a nuestro newsletter

Consigue descuentos, entérate de las últimas novedades y actividades...