Combatir las cándidas con remedios naturales

Combatir las cándidas con remedios naturales

En nuestro post anterior os explicábamos qué eran las cándidas, sus causas y sus síntomas. También apuntábamos algunos remedios para combatirlas. Hoy, profundizaremos un poco más.

Como comentamos, puedes sospechar que tienes candidiasis vulvo vaginal cuando tu flujo es blanquinoso, te pica o sientes quemazón, las relaciones sexuales son un poco dolorosas y sientes que tus paredes vaginales secas, ásperas o irritadas y las paredes de tu vulva, vagina y el cuello del útero está rojizo e inflamado.

candidiasisHay diferentes maneras de afrontar las cándidas. Si vas al/la ginecólogo/a lo más común es que te recete un antifúngicos, ya sea en crema u óvulos aplicados a la zona, o con comprimidos por vía oral.

Las infecciones que no responden a estos medicamentos son cada vez más comunes. Además, utilizar medicamentos antifúngicos cuando en realidad no se tiene candidiasis puede aumentar el riesgo de tener una infección difícil de tratar en el futuro (según the Office of Women’s Health). Por eso te proponemos otras maneras de acompañar el proceso de curación que no dañaran a tu cuerpo, aunque no son tan inmediatos cómo los fármacos.

  1. Eliminar de tu alimentación los azúcares y harinas refinadas. Nada de dulces, bollería, cereales refinados, poca fruta y nada de levaduras.
  2. Restablecer las defensas y la flora con probióticos. Mejor los naturales que vienen en cápsulas y los puedes encontrar en cualquier tienda de dietética.
  3. Los remedios homeopáticos que tu terapeuta te puede recomendar. Pueden tratar los síntomas locales como la sequedad, o bien reforzar la zona. También pueden ser bioterapias basadas en el principio de similitud, es decir preparados con cándida homeopatizada.
  4. Las piedras de obsidiana pueden ser un buen acompañamiento en el proceso. La obsidiana es una piedra volcánica que elimina los bloqueos energéticos. Está relacionada con el primer y segundo chacra, es decir con el arraigamiento a la tierra y a las zonas sexuales. Ponerla cada noche dentro la vagina ayudará a restableces la energía, calmar las moléstias, liberar tensiones y te será más fácil entender qué estas viviendo emocionalmente que te altera tu espacio íntimo (la vagina). La obsidiana es mejor no sacarla a la luz, es una piedra de noche, se puede lavar con agua o con agua de mar, y cuando acabes el proceso la entierras una noche bajo tierra.
  5. También puedes usar las perlas de ozono. El ozono tiene propiedades bactericidas, viricidas y fungicidas. Lo encontramos en formato de óvulos que se ponen en la vagina por la noche.

Ante todo, no nos olvidemos que las cándidas, y sobretodo si os pasa a menudo, tienen relación con tu estado emocional. Muy frecuentemente se repiten cuando te encuentras en situaciones que te producen tensión o cuando tu misma te obligas a actuar de una forma que no es la que deseas. La vagina es tu espacio íntimo y cuando sientes que tu cuerpo o tu intimidad son invadidos y no puedes reconducir tus emociones, se desequilibra el sistema inmunitario. Por lo tanto, junto con los remedios anteriores, no te olvides de escuchar tu cuerpo, tu corazón y tu emoción.

Share on Facebook0Pin on Pinterest0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Tumblr0Email this to someone

Subscríbete a nuestro newsletter

Consigue descuentos, entérate de las últimas novedades y actividades...