La hinchazón de la regla: 6 cosas que puedes hacer para combatirla

La hinchazón de la regla: 6 cosas que puedes hacer para combatirla 

Es automático. Cuando el vientre se te hincha, todo te aprieta y tienes la sensación de ser un botijo que retiene todo lo que ingiere, sabes que la regla está al caer. La hinchazón abdominal es uno de los síntomas más habituales (y molestos) del síndrome premenstrual. La buena noticia es que hay medidas para aliviarlo. Y, de paso, hacer más llevaderas las otras molestias que aparecen los días previos a la menstruación.

Los pechos duelen, el vientre se hincha, tienes dolor de cabeza… No falla, es el síndrome premenstrual (o SPM, como lo conocen en argot médico) y no eres la única que lo sufre. De hecho, afecta a más del 70% de mujeres según apunta este estudio científico. Pero a pesar de ser algo tan común, sigue siendo uno de los grandes desconocidos de la ciencia, que no sabe con exactitud qué lo causa. La mayoría de voces científicas dicen que la causa está en un desequilibrio hormonal. Concretamente entre los estrógenos y la progesterona, siendo los estrógenos los que ganan la partida. Su victoria en la liga de las hormonas trae como consecuencia un tsunami de síntomas. Cefaleas, dolor abdominal y, oh sí, la retención de líquidos. Veamos qué puedes hacer para prevenirlas o, por lo menos, aliviarlas y pasar estos días un poco mejor.

1. Come lo más sano posible.

Somos lo que comemos. Esta máxima la debemos tener siempre presente, repetirla casi como un mantra, especialmente cuando se acerca la menstruación. “Llevar una dieta equilibrada, rica en hidratos de carbono complejos, proteína vegetal y fibra; y bajo en carbohidratos simples, proteína animal y grasa saturada (grasa mala) es importante durante todas las fases del ciclo menstrual”. Nos lo cuenta Tania Freitas, nutricionista investigadora en el grupo Riesgo Cardiovascular, Nutrición y Envejecimiento del IDIBAPS. En alimentos esto se traduce en un consumo elevado de fruta, verdura y cereales integrales. Y bajo en carne roja y alimentos ricos en azúcares y grasas saturadas, presentes en fast food, bollería, snacks salados… Pero, ¿por qué? Sabemos que necesitas más argumentos para poder resistirte a un bombón cuando tu cuerpo te lo pide a gritos.

Pues bien, este patrón de dieta mediterránea hace que, por ejemplo, aumenten los niveles de magnesio, muy importante para evitar el hinchazón. “Además, favorece los movimientos intestinales. Por tanto, permite eliminar del cuerpo los estrógenos, una vez ya han cumplido su función. De no ser así, se reabsorben e incrementan la locura hormonal típica de estos días”, afirma Freita. Pero aquí no terminan los beneficios.

Una dieta equilibrada también aumenta las concentraciones de triptófano, un aminoácido precursor de serotonina muy relacionado con la depresión, asociada con esta fase premenstrual.

2. Reduce la ingesta de sal y de azúcar.

La sal y el azúcar contribuyen a retener líquidos y, por tanto, a la hinchazón de la regla. Si sufres SPM lo mejor es que intentes consumirlos lo mínimo posible. Ten en cuenta que la mayoría de los alimentos procesados ya los contienen, como conservante o  endulzante. Los de mayor contenido en azúcares son los hidratos de carbono de absorción rápida: dulces, bollería… Y los de mayor contenido en sal son las conservas, los embutidos y los platos precocinados.

Para que no sea todo tan soso, puedes probar a sustituir la sal por mostaza, ajo o cebolla en polvo, o salsa de soja. “La soja contiene fitoestrógenos, unas sustancias químicas presentes en las plantas con propiedades similares al estrógeno y que moderan su funcionamiento, reduciendo los síntomas premenstruales”, explica Freita. Estas sustancias también se encuentran en otros alimentos como los cereales integrales, la salvia o algunas frutas tomadas con piel como las manzanas o las ciruelas.

3. Bebe mucha agua.

Mantener una buena hidratación es uno de los mejores métodos para reducir la hinchazón. “Beber agua adicional hace que tu cuerpo libere la que tiene almacenada”, explica Freita. También puedes tomar caldos, zumos de fruta e infusiones. Y, según nos dice, es importante moderar el consumo de bebidas con cafeína.

4. Aprovéchate de las plantas medicinales.

La hidratación también puedes conseguirla a base de infusiones de plantas medicinales. Son muy útiles para mitigar los síntomas de la etapa menstrual y premenstrual. Pabla Pérez San Martín, en su Manual Introductorio a la Ginecología Natural, recomienda beber infusiones de mielenrama, ortiga, diente de león o jengibre. Dice que tienen “propiedades antiinflamatorias, depurativas y digestivas, al actuar sobre el sistema digestivo, el sistema nervioso central y sobre la matriz”.

Por su parte, James A. Duke, gurú norteamericano de la botánica, indica en su libro Farmacia natural, que las mejores hierbas para los síntomas del SPM son el Sauzgatillo (o Vitex agnus castus) o la prímula nocturna. Tras estos nombres exóticos se esconden infinidad de propiedades que ya conocían griegos y romanos. No sólo actúan contra la retención de líquidos, también disminuyen la producción de prolactina, responsable de que los pechos se hinchen y duelan.

También son buenos el té de menta y las infusiones de salvia. Tiene propiedades naturales diuréticas que reducen la hinchazón de la regla y que alivian el dolor.

5. Practica yoga.

El yoga, a través de los estiramientos y la respiración consciente, también es un camino excelente para aliviar ciertas dolencias de la regla. De hecho, un estudio reciente realizado en Taiwán ha observado que tras doce semanas de practicar yoga, las mujeres con SPM experimentaron menos dolor menstrual y una disminución de la inflamación abdominal.

Una de las mejores posturas de yoga para aliviar estos dolores típicos de la regla es la del niño, que también relaja la espalda.

6. Toma el sol unos 10 minutos al día.

La fototerapia ha demostrado ser eficaz para aliviar la hinchazón de la regla y los otros síntomas premenstruales. Un estudio canadiense realizado en pacientes con tensión premenstrual comparó los resultados de exponerse a una luz similar a la del sol frente a lámparas fluorescentes normales. Se analizó durante la fase lútea (tercera fase del ciclo menstrual, justo después de la ovulación). El estudio constató que el primer grupo notaba una reducción de la sintomatología física y emocional del SPM.

El efecto beneficioso se obtendría a través del sistema de la serotonina y melatonina. Sin embargo, ya sabes que debes ser prudente con el sol. Así que es bueno tomarlo 10 o 15 minutos al día y pasado este tiempo utilizar protección solar.

Share on Facebook0Pin on Pinterest0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Tumblr0Email this to someone

Subscríbete a nuestro newsletter

Consigue descuentos, entérate de las últimas novedades y actividades...