Sexo y menstruación, ¿términos incompatibles?

Sexo y menstruación, ¿términos incompatibles?

sexo y menstruacion-2

La menstruación y la sexualidad, sobretodo la femenina, han sido dos temas silenciados por la historia hasta el punto de convertirlos en auténticos tabúes difíciles de romper en los tiempos que vivimos, pese a la supuesta apertura mental y moral de la que se presume socialmente.

No sorprenderá si digo que es más que común encontrar resistencia, tanto por parte de hombres como de mujeres, al hecho de mantener relaciones sexuales en “esos días”. Por asco, por vergüenza, por incomodidad, y un sinfín de razones más la mayoría de personas descarta los días de menstruación por considerarla incompatible con el sexo, hecho que en muchas ocasionas provoca que las mujeres tengamos que reprimir nuestro deseo.

La fase menstrual es introspectiva y reflexiva; se recomienda siempre mucho descanso y mimo, evitar el esfuerzo físico y todo aquello que evite al útero hacer su trabajo lo mejor posible, pero lo que se recomienda por encima de todas las cosas (al menos es lo que yo recomiendo siempre) es priorizarse y sentirse. No te va a apetecer hacer una media maratón los días en que estás menstruando, pero quizá sí te apetezca entregarte al placer, sola o acompañada.

No se puede hablar de una norma, pues conozco mujeres de todas las opiniones, pero no hay ningún argumento que contradiga la práctica sexual durante los días de menstruación, excepto si existe alguna patología física como puede ser la endometriosis; en tal caso, la limitación corresponde únicamente al sexo con penetración. Recordemos que es sólo una forma de sexo, no la única. Está comprobado que el orgasmo alivia el dolor menstrual así que  lo único importante a considerar cuando se realiza esta pregunta son las ganas de las/os participantes de llevar a cabo el acto sexual en cualquiera de sus variopintas formas.

Con estas líneas no se pretende otra cosa que abrir debate o plantear esta cuestión. Decir no al sexo durante la menstruación en base a sentimientos de asco o incomodidad hacia ésta deja de manifiesto que la negativa es consecuencia del rechazo social al que está sometido el acto fisiológico de menstruar.

No existe más incompatibilidad entre el sexo y la menstruación que la que está en nuestras cabezas. No es obligatoria la apetencia sexual durante el período, es obligatorio dejarnos llevar por lo que sentimos sin bloqueos ni tabúes que carecen de sentido.

Autora: Lara Manzanera López. Terapeuta energética y de feminidad. www.energiaenfemenino.es 

Share on Facebook0Pin on Pinterest3Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Tumblr0Email this to someone

Subscríbete a nuestro newsletter

Consigue descuentos, entérate de las últimas novedades y actividades...