Relajando el suelo pélvico

ejercicios-kegel
Por todas empieza a ser conocido que cuidar nuestro suelo pélvico es muy importante. Cada vez escuchamos más que con ello evitaremos problemas de incontinencias y caídas de órganos a corto y largo plazo. Sabemos que hay ejercicios que nos favorecen para tener un suelo pélvico fuerte y con más o menos frecuencia empiezan a ser unos ejercicios que vamos incorporando en nuestros hábitos de autocuidado.

No es tan conocido, que para tener un suelo pélvico que funcione bien, tiene tanto contraerse bien como relajarse bien. A menudo en consulta nos visitan mujeres que piensan que no tienen un suelo pélvico fuerte y frecuentemente nos encontramos con lo contrario; una musculatura fuerte a la que le cuesta relajarse.

Por lo tanto, desde COS te animamos a que descubras si tu suelo pélvico está tenso o relajado. Para ello podemos observarnos en diferentes momentos del día.

Por ejemplo, trata de relajar dichos músculos en momentos de tranquilidad: cuanto estés sentada en el sofá, leyendo un libro, en la playa… trata de sentir si tu suelo pélvico en esos momentos tiene tendencia a estar contraído  o relajado. Puedes hacer lo mismo en momentos de más actividad. Si descubres que te cuesta relajarlo puedes hacer el siguiente ejercicio:

–        Coge aire poco a poco y al sacarlo contrae un poquito la musculatura del suelo pélvico

–        Al volver a coger aire, relaja al máximo toda la musculatura

Repite el ejercicio entre 5-8 veces

En la medida que lo vayas haciendo notarás que empiezas a tener más control en la zona y que puedes decidir tú cuando contraes y cuando relajas la musculatura y así tener un suelo pélvico más sano!

Autora:Olatz Zeberio. Fisioterapeuta, especializada en fisioterapia obstétrica y de suelo pélvico. COS cooperativa de salut

Share on Facebook0Pin on Pinterest0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Tumblr0Email this to someone

Subscríbete a nuestro newsletter

Consigue descuentos, entérate de las últimas novedades y actividades...